domingo, 10 de noviembre de 2019

«Ritualidad de Pachatata y Pachamama en Amantani», por Uriel Montúfar
Fuente: Uriel Montufar

«Ritualidad de Pachatata y Pachamama en Amantani», por Uriel Montúfar

Escribe: Uriel Montufar.

En medio del lago más bello del mundo, cada tercer jueves de enero se realiza la celebración andina más singular de la cuenca del Titicaca, desde tiempos remotos en la isla de Amantani se celebra el ritual que es la unión metafórica sexual y espiritual entre la Pachamama y el Pachatata (los dos cerros tutelares de la isla) ubicados a 4 150 y 4 120 m s. n. m. respectivamente, representan a la Madre Tierra y al Padre Cielo, dualidad andina que da la vida.

A medianoche el Tata Paqo (chaman) conjuntamente con los encargados de la fiesta se reúnen en una casa y realizan un ritual privado de agradecimiento a la Pachamama (también se  reza al dios cristiano), en este acto es infaltable la coca, el cigarro, y el wilca nina (fuego sagrado).

Ya en la mañana los pobladores de las 10 comunidades de Amantani se visten con sus mejores ropas e inician el ascenso, 5 ayllus ascenderán al Pachamama para honrar a la Tierra, y los otras 5 al Pachatata y reivindican a su complemento el Cielo que la fertiliza con la lluvia sagrada.

En las cimas existen dos templos preíncas, que únicamente se abren en esta fecha (el templo de Pachamama tiene forma circular y el templo de Pachatata es cuadrada). En el Pachatata el paqo toma entre sus manos una vasija con carbón y pasa el humo circular por las frentes de mil personas concentradas, mientras da bendiciones. Sus acompañantes llenan las chuas (vasijas) de cebada, quinua y trigo.

El paqo rinde tributo, en quechua, a la pachamama, a los apus, al cielo y al lago, en un agradecimiento andino no pueden faltar las hojas de coca. Se enciende el Wilqa Nina, el paqo lanza la ofrenda (mesa ceremonial compuesta de dulces, billetes, ídolos de metales, y un sullu o feto de llama) a este y danzan en torno al fuego.

En frente, en el cerro Pachamama se hace lo mismo, una vez terminada la ceremonia el templo es cerrado celosamente por los comuneros, se abrazan, se saludan y arman su cocawi (comparten comida en grande cantidades, sobre mantas tendidas en el suelo, los hombres se ubican en el lado derecho y las mujeres en el lado izquierdo) antes de comer agradecen por los alimentos. Los danzantes y los músicos bajan de cada Apu, llegan a una explanada donde se unen los celebrantes de las 10 comunidades, hablan las autoridades, se felicitan, reinicia la danza, la música y el jolgorio.

¿Qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Sobre el autor