viernes, 16 de noviembre de 2018

«Vinicunca: entre el turismo y la minería», por Uriel Montúfar
Fuente: Ninoska Montúfar

«Vinicunca: entre el turismo y la minería», por Uriel Montúfar

Una muestra del terrible sistema de planificación territorial que existe en el país, es que la famosa montaña de siete colores ha sido concesionada para la actividad minera; en el Perú el sistema de concesión minera es deficiente. La falta de acceso a la información de las poblaciones que ven sus territorios concesionados es un tema serio a mejorar.

La concesión como figura jurídica genera confusión, por ejemplo, en el caso de la citada montaña se informó ampliamente del tema (en redes sociales, noticieros y medios impresos), sin embargo, se debe tomar en cuenta que una concesión no asegura que se realizará una futura actividad minera (de 25 millones de hectáreas concesionadas, sólo se utilizan aproximadamente el 5 % en exploración y explotación minera[1])

Debería llevarnos a reflexión que la citada concesión genera indignación, pues se tiene internalizado que la pérdida de un recurso tan bello afectará a la ciudadanía y no solo a la industria del turismo, pero no se produce el mismo efecto cuando una comunidad alejada se queja de que sus cabeceras de cuenca son concesionadas, y en ocasiones se les acusa de que están en contra del progreso.

Volviendo al tema Vinicunca, fue tal la presión social que inclusive el Presidente del Perú[2] se manifestó en contra de la concesión. En ese sentido hace unos días la empresa Minquest Perú S.A.C. renunció a la concesión mediante una carta dirigida al Gobernador Regional del Cusco[3], entre sus motivos indica que tiene un «alto respeto y compromiso de preservación de los espacios culturales y turísticos como lo representa la montaña». Un detalle a tomar en cuenta es que la institución que otorga las Concesiones es INGEMMET, no el Gobierno Regional.

Una empresa no debería renunciar a un derecho (que obtuvo de acuerdo a ley), es el Estado el que debe regular las actividades sobre un territorio a través de estudios de Zonificación Económica y Ecológica y posterior Ordenamiento Territorial (con la participación de los pobladores de zona), tomando en cuenta las potencialidades y no solo sucumbir a la presión social (recordemos que la Zonificación Económica y Ecológica aún no se implementó a pesar que el Gobierno Regional del Cusco aprobó mediante la Ordenanza Regional[4]).

Toda actividad económica debe procurar el desarrollo sostenible, en este caso que la belleza de la montaña de siete colores perdure en el tiempo, pero lamentablemente no veo mucha diferencia entre la minería (esa que no respeta Estándar de Calidad Ambiental, Límites Máximos Permitidos, que no cumplen la normativa y no respetan sus Instrumentos de Gestión Ambiental) y el turismo que no respeta la capacidad de carga de los atractivos turísticos (ya hay muestras del impacto ambiental en la montaña[5]), pues en ambos casos se privilegiará las ganancias de hoy sin importar si el recurso pueda servir para el beneficio de futuras generaciones, y en ambos casos generara la pérdida de este.

Un tema a analizar más adelante es la apropiación cultural que realiza industria del turismo sobre símbolos y diseños de pueblos originarios (sin que los pueblos autores de estas creaciones colectivas reciban ningún beneficio), también la banalización de la cultura, un caso que sirve para graficar esta banalización es que el ayahuasca que es un ritual mágico amazónico, es ahora vendido hasta por delivery.

En la montaña de siete colores (por ser tan conocida y visible) no se realizará ninguna actividad extractiva a gran escala como la minería, pero tenemos que reformular el sistema de concesiones en el Perú y hacer política de Estado (en todos sus niveles) el Ordenamiento Territorial para que no se otorguen concesiones en territorios como cabeceras de cuenca, zonas reservadas, santuarios de pueblos originarios y demás áreas que también deberían ser intangibles, pero actualmente no cuentan con la suficiente visibilidad, ni con el negocio del turismo, convirtiéndose así en territorios de sacrificio.


[1] https://gestion.pe/economia/concesiones-mineras-ocupan-quinta-parte-territorio-peru-150806

[2] https://gestion.pe/economia/empresas/vizcarra-afirma-montana-siete-colores-sera-preservada-236480

[3] https://larepublica.pe/sociedad/1264328-montana-siete-colores-empresa-renuncio-concesion-minera-montana

[4] http://cooperaccion.org.pe/incoherencia-del-sistema-de-planificacion-territorial/

[5] https://www.nytimes.com/es/2018/05/04/peru-montana-arcoiris-vinicunca/

¿Qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Sobre el autor