domingo, 21 de octubre de 2018

Milagros Melgar

Escritora y fotógrafa puneña, columnista de opinión y guionista. La literatura ficcional en sus cuentos de oscuros personajes maneja un lenguaje sugestivo, dramático y muchas veces perverso. Sus relatos en prosa se inspiran —incansables— en la vorágine de situaciones cotidianas personales o del entorno desde una marcada interioridad.

Odonata de Fuego

  • «Brujeril»

    «Cuidado con ella, puede arrastrarte a situaciones absurdas y dejarte ahí, solo, a la intemperie, pa...

  • «Marcia»

    «O luz lunar, o enferma, los caballos robados, las fornicaciones circulan útero marmóreo». Sylvia Pl...

  • «La hora azul»

    “ « [...] con mis alfabetos de agua y con los puros azules, azules de mis manos y el azul del lápiz...

  • «A orillas»

    “Querido mío, adoro todo lo que no es mío, tú por ejemplo, con tu piel de asno sobre el alma y esas...

  • «Aquellos gnomos de tu casa»

    Al fin soy tuya —le dijo después de botar el humo del cigarro lentamente. Satisfecha después de la f...

  • «La chalina roja»

    “[...] es mi niña bonita, con su carita de rosa…" —cantaba al fondo, Lucho Barrios en la radio Silen...

  • «Carta a la señorita Syn»

    Horrorizado al ver mi cadáver sobre la cama, lancé un grito estrepitoso e inhumano y aunque Andreína...

  • «Arcoíris»

    Horrorizado al ver mi cadáver sobre la cama, lancé un grito estrepitoso e inhumano y aunque Andreína...

  • «Novia eterna»

    Adelaida se abriga con la capucha de su casaca mientras sale al frío de la mañana. El crimen ha sido...

  • «Petrovich»

    Me gustaba quedarme en su casona, tipo museo, nunca me alargó más que fue herencia de su tío abuelo....

  • «El tiempo del silencio»

    Me gustaba quedarme en su casona, tipo museo, nunca me alargó más que fue herencia de su tío abuelo....