domingo, 21 de octubre de 2018

«No nos olvidemos de servir», por Leslie Anacleto

«No nos olvidemos de servir», por Leslie Anacleto

¿Acaso hemos olvidado el verdadero significado de servidor público? ¿O es que nunca lo supimos?

Si hacemos un análisis, nos daremos cuenta que lo único que encontramos en la mayoría de entidades públicas son solo empleados públicos. Personas que laboran cumpliendo sus funciones, pero que han olvidado la verdadera función de encontrarse en la administración pública: SERVIR.

Tal como nos menciona el artículo 3 de la Ley del Código de Ética de la Función Pública, los fines de la función pública son el Servicio a la Nación, y la obtención de mayores niveles de eficiencia del Estado de manera que se logre una mejor atención a la ciudadanía, priorizando y optimizando el uso de los recursos públicos.

Como ciudadanos debemos tener presente que aquellas personas que laboran en el sector público no nos hacen un favor en atendernos. No es necesario darles una “propina” o una gaseosa para que nos den una atención más rápida, ¡NO! No nos acostumbremos, ni acostumbremos a esos malos funcionarios a ello. Ellos solo cumplen su verdadera función: servir a los ciudadanos.

Si queremos mejorar nuestro país, comencemos por entender la verdadera función de un servidor público, seas uno de ellos o no. No olvidemos que con el dinero de nuestros impuestos pagamos sus sueldos; y que nuestro sueldo de servidor público proviene del dinero de los ciudadanos de a pie.

¿Qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Sobre el autor

Chimbotana. Feminista moderna. Apasionada a la escritura. Muy analítica. Me identifico con la frase de Brian Krans: «No existas. Vive. Sal. Explora. Prospera. Desafía la autoridad. Evoluciona. Cambia para siempre».