sábado, 14 de diciembre de 2019

Bebé de 7 meses muere por alimentación vegana
Fuente: Caraota Digital

Bebé de 7 meses muere por alimentación vegana

Murió a los siete meses con solo 4,3 kilos, era alimentado solo con leches vegetales. Ahora los padres podrían ir a prisión por 18 años.

 

En la actualidad, cada vez más personas optan por una dieta vegana, es decir, evitando el comsumo de carnes e, incluso, de cualquier producto de origen animal, como la leche, huevos o miel.

Sin embargo, el 6 de junio de 2014, Lucas, un bebé de tan solo siete meses de edad, falleció en un hostipal en Bélgica. Completamente deshidratado y prácticamente sin alimentos en el estómago, con tan solo 4.3 kilos al momento de su muerte. El informe posterior de los servicios de salud de ese país determinó que estaba «patológicamente desnutrido».

Sus padres, Peter S. y Sandrina V., son propietarios de una tienda de productos naturales en Beveren (Belgica), según la Polícia y Fiscalía, diagnosticaron ellos mismos a su hijo como intolerante a la lactosa y con reacción alérgica al gluten. Lo alimentaban, únicamente, con leches vegetales. Leche de avena, de arroz, de maíz o de quinoa (o quinua) era la composición de su dieta.

A pesar de los evidentes signos de malnutrición, problemas respiratorios y pérdida de peso, sus padres no acudieron al médico porque «nunca notaron nada raro».

«Lucas a veces ganaba peso y a veces lo perdía», afirmó la madre.

Cuando el estado de salud del bebé llegó a un punto evidente, para ellos, en lugar de llevarlo al hospital más cercano, lo llevaron a un médico homeópata, ubicado a más de una hora de distancia en auto, según el informe de la Policía, así lo detalla el diario Het Nieuwsblad.

La Fiscalía de ese país ha solicitado 18 años de cárles para los padres.

Autodiagnóstico

El Fistal de la localidad, Pascal Persoons, fue devastador en sus declaraciones:

«Estos padres diagnosticaron, por ellos mismos, que Lucas tenía intolerancia al gluten y la lactosa. Ningún médico lo pudo establecer porque nadie tenía un expediente», sustentó.

«Sus ideas sobre la medicina le costaron la vida a su hijo. Cuando era casi demasiado tarde, decidieron ir a Bilzen en vez de al hospital más cercano. Por eso pido para ambos una sentencia efectiva de 18 meses de prisión».

«Lucas tenía problemas para comer», sustenta la abogada de la familia, Karine Van Meirvenne, y por eso sus padres buscaron otras alternativas. Afirmó también que el día que falleció Lucas y una vez que llegaron al médico homeópata,  él les dijo que fueran inmediatamente a un hospital, pero pusieron la dirección errónea en el GPS y fueron a un centro sin urgencias y fue demasiado tarde para salvar la vida del bebé.

El veredicto de la sentencia se leerá a mediados del mes de junio. La defensa ha pedido declararlos inocentes.

Puedes ver la fuente original de esta noticia AQUÍ.

 

¿Qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Sobre el autor